Slider

La casa y la ubicación

Son Bleda se fundó en el siglo XII como un monasterio. Una pequeña capilla con arcos árabes y una fuente de la época medieval se encuentran en el hermoso patio, como reflejo del período al que esta construcción pertenece. En el siglo XVII, Son Bleda fue restaurado a la señorial casa que conocemos hoy.

Dieter Rahmel adquirió la propiedad en 1994 y le tomó casi ocho años renovar (con amor y respeto) el edificio y sus alrededores, que incluyen jardines, una piscina y elegantes habitaciones, amplios apartamentos, Junior Suites y Suites con diferentes carácteres. Las habitaciones, están decoradas con arte contemporáneo antiguo. Los terrenos de Son Bleda se extienden por más de 2 000 m² y son realmente impresionantes.

Son Bleda no es un hotel de lujo convencional, sino un encantador hotel rural situado en una colina enclavada en el paisaje cultural masivo de la Sierra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Son Bleda se encuentra directamente en la carretera escénica (MA-10) entre Deià y Sóller, medianamente transitada durante el día, pero tranquila por la noche. Directamente desde aquí se puede caminar por senderos espléndidos como por ejemplo, la famosa ruta de “Pedra en Sec” (Ruta de la Piedra Seca) y las montañas de Tramuntana, o descubrir la belleza de las islas en coche. Los clubes de golf y mundanos de Palma son de fácil acceso a unos 30 minutos. Pequeñas y acogedoras calas y playas para practicar snorkel y natación se encuentran en las cercanías de Son Bleda. Para los bañistas  a los que les guste tener una amplia variedad de restaurantes en los alrededores, la playa del Port de Sóller será perfecta; para los que busquen una playa más salvaje y romántica, recomendamos las bahías de Alconassar, Llucalcari y Cala Deià con sus abruptos acantilados.

 

Jardines naturales y piscina – Son Bleda Estate

60,000 m² de paisaje virgen con más de mil olivos, algarrobos y almendros, un jardín de naranjos y limoneros se encuentran dentro de la finca. Se puede disfrutar también de unas vistas espectaculares que se extienden más de 15 km hacia las montañas de Tramuntana y al otro lado del valle de Sóller. La piscina está situada en la colina entre pinos y olivos, con una terraza desde donde disfrutar las vistas horizontales del mar y Cala Deià.

 

Sala de estar

La espaciosa sala de estar tiene una chimenea y confortables sofás en una zona que se mantiene frescos durante los meses de verano gracias al tipo de construcción de Son Bleda. En los días fríos y tranquilos, el crepitar de la chimenea y la música clásica harán volar el tiempo. Previa solicitud, ofrecemos clases de cocina y degustación de vinos en nuestra cocina abierta para un mínimo de 6 personas.

 

Restaurante Tramuntana Lodge

Nuestros almuerzos y cenas mediterráneas se sirven bajo olivos centenarios mientras se contempla la espectacular paleta de colores de la impresionante Sierra de Tramuntana.

El Tramuntana Lodge está dividido en tres atractivas terrazas donde podrá degustar nuestras tartas caseras, nuestra carta de día o de noche o simplemente disfrutar de un café o  refresco. Otra posibilidad es sentarse en uno de los muchos lugares románticos y aislados que hay repartidos por la propiedad. . . una atmósfera verdaderamente relajante. En nuestra Bodega encontrará una selección de vinos de Mallorca y de otros dominios seleccionados.

 

La tienda de regalos de Mallorca: estilo de vida mediterráneo para llevar a casa

En nuestra pequeña tienda de regalos encontrará antigüedades, joyas diferentes, cestas típicas de la isla y ropa, nuestras mermeladas caseras de naranja, higo y limón y la mejor sal de Mallorca “Flor de Sal”. Y no se preocupe, si su equipaje es limitado, le podemos hacer un envío (precio según destino y peso) directamente desde nuestro almacén en Alemania o Mallorca.

 

Alrededores de Son Bleda

Son Bleda está idealmente situado para practicar senderismo (en GR-221), running y excursiones en bicicleta de montaña a través de la sierra de Tramuntana. El pequeño pueblo costero bohemio de Deià es fácilmente accesible a través de un sendero romántico claramente señalizado que conduce a través de bosques de pinos y las impresionantes vistas al mar. Los mercados típicos de la isla se pueden encontrar en Sóller un sábado, y solo a 30 minutos un domingo en Santa Maria y Consell. El mercado de comida interior “Mercat de Olivar” en el corazón de Palma está abierto de lunes a sábado de 7 a 14 h.

 

A solo 2 km encontrará numerosas calas pintorescas para nadar, como Cala Deià y las playas y calas que rodean Port de Valldemossa. Es una experiencia fascinante pasear por el mundo de montaña de Son Bleda, disfrutando de las interminables fabulosas vistas al mar, las montañas, los valles y la montaña más alta de la isla, el Puig Mayor. ¡Descubrir Mallorca desde su mejor lado! Si el camino de regreso parece demasiado pesado, puede tomar el servicio de autobús local “TIB” (línea 210), que sale regularmente y se detiene justo en la entrada de Son Bleda.

La estación de tren de estilo Art Nouveau en Sóller tiene un ferrocarril histórico (Tren de Sóller) y con sus vagones vintage de madera enlazan Sóller con Palma. La ruta recorre un ancho y empinado camino, que pasa por 13 túneles y un viaducto. Una experiencia inolvidable que no debe perderse.

 

¡Una cálida bienvenida a Son Bleda!